Inicio $ Homenaje $ Palabras de Jorge Sanjinés para Asamblea Legislativa Plurinacional – Condecoración Franz Tamayo ( Page )

Palabras de Jorge Sanjinés para Asamblea Legislativa Plurinacional – Condecoración Franz Tamayo

14.12.21

Honorables Senadoras y Senadores:

Mi sincero agradecimiento por la distinción con la que se me honra. La recibo en nombre de los antiguos y recientes miembros del Grupo Ukamau que han integrado y construido el cine que a lo largo de más de 50 años hemos realizado, compartiendo esfuerzos,esperanzas,satisfacciones y peligros.

El cine es un arte colectivo. En la tarea de elaborar nuestras películas intervienieron muchos creadores, muchos talentos y compañeros que me dieron su apoyo. Por eso, yo no puedo acaparar todo el honor, toda la recompensa moral de haber dado a luz nuestra obra cinematográfica. Corresponde, por lo tanto, recibir esta distinción en nombre de todos ellos, en nombre del Grupo Ukamau.

El cine que hicimos y aún hacemos, nunca tuvo como objetivo ganar dinero, no buscamos con él fama ni honores. Ha sido siempre una militancia cultural y política, desde nuestra primera película de cortometraje, Revolución filmada en 1962, hasta nuestra más reciente obra: Los Viejos Soldados en pleno trabajo de finalización.

Nuestra tarea ha sido dar el protagonismo y la voz a actores provenientes de nuestros pueblos originarios, construir historias verdaderas que paralelamente a su carga dramática demuestran el valor y la grandeza de esos pueblos, no solo por su inteligencia política, que instaló sociedades de igualdad y democracia, sino por su entendimiento profundo de su relación fraternal con la Naturaleza, nuestra Madre Tierra.

Nuestra tarea ha sido denunciar y combatir las dictaduras como lo hicimos en El Coraje del Pueblo que sacó a luz la Masacre de San Juan de 1967 señalando a los responsables y el papel del Imperialismo como instigador.

Nuestra tarea ha sido convocar la atención del pueblo boliviano sobre los valores culturales y humanos de nuestros pueblos originarios, exaltar su identidad cultural, sus tradiciones políticas y sus historias de lucha por recuperar la soberanía perdida. Lo hemos logrado en La Nación Clandestina, Insurgentes y Juana Azurduy, Guerrillera de la Patria Grande.

Nuestra tarea ha sido denunciar el racismo que aún atormenta a la sociedad boliviana y genera el actual desencuentro motorizado por la estupidez de quienes creen inferiores a los pueblos originarios. Bastaría enterarse de que el más grandioso poeta e intelectual boliviano del siglo XX ha sido don Franz Tamayo, hijo , en realidad, de Felicidad Solares y de un colono de una de las fincas de la familia Tamayo, apellidado Choquehuanca, ambos aymaras.Información publicada por Ultima Hora en 1979.

Nuestra tarea ha sido investigar, reproducir y denunciar el plan genocida de los Cuerpos de Paz gringos que estaban esterilizando a las mujeres fértiles aymaras y quechuas, sin su consentimiento en 1968, para exterminar ambas naciones. Nuestra película Yawar Mallku, con su denuncia, generó la formación de dos comisiones de investigación, una en la UMSA y otra en el Congreso que ratificaron ese crimen.Basándose en esos veredictos, el Presidente de Bolivia, el General Juan José Torrez, expulsó a los Cuerpos de Paz y el plan criminal se detuvo. En 1970, Bolivia tenía una población solo de 4.484.000 habitantes. Es pertinente calcular que si no se hubiera detenido ese crimen de lesa humanidad en ese año, cinco u ocho años más tarde, habrían dejado de nacer, probablemente, más de 2 millones de campesinos, principalmente quechuas y aymaras y hoy ,casi no tendríamos jóvenes de esas y otras etnias. Por otra parte, estaría paralizada toda la agricultura del occidente de nuestro país. Yo sospecho que el valiente general Torrez fue asesinado en Buenos Aires, durante su exilio, porque se atrevió a frenar ese plan genocida y así, también, para que no regrese jamás al poder político.

Tenemos la disposición de proyectar para ustedes nuestra película Yawar Mallku donde y cuando lo deseen. Esta obra que contribuyó a salvar tantas vidas con su denuncia, por su importancia social y su calidad estética, ha sido considerada por la UNESCO una de las 100 más importantes películas de la historia del cine mundial.

Esas tareas a las que me he referido no han sido fáciles, no solamente hemos pasado y vencido penurias económicas que , en más de una ocasión, han puesto en riesgo todo nuestro trabajo, hemos enfrentado el sabotaje que destruyó íntegramente, nuestra película Los Caminos de la Muerte, los apresamientos y exilio de 7 años durante la dictadura de Banzer , el sufrimiento de lo ocurrido con nuestra maravillosa productora Beatriz Palacios, apresada en el aeropuerto de Lima en 1981, en pleno Plan Condor.

Antes de concluir estas palabras, disculpándome por hacer un paréntesis ajeno a la temática expuesta, me atrevo a sugerir a ustedes,honorables senadores, pensar en la posibilidad de una ley de protección al artista anciano de obra comprobada, anciano que no goza de jubilación y que no tiene o no cuenta con familiares solidarios y queda expuesto a la mendicidad. Es el caso de viejos músicos, de pintores, escultores,poetas, escritores que, en algunos casos, por no atreverse a estirar la mano,han dejado de comer hasta la inanición.

Reitero mi agradecimiento por la distinción que recibo en nombre de todos los integrantes del Grupo Ukamau. Gracias!

Jorge Sanjinés Aramayo

Artículos Relacionados